¿Cómo acertar en el menú de tu boda?

La boda es uno de los momentos más importantes de la vida y nada debe fallar para asegurarte el éxito. En Casa Moral, somos expertos en celebrar bodas en Sevilla, y vamos a ayudarte a que elijas siempre el menú perfecto. ¡Será muy importante para que la felicidad fluya!

Para nuestro restaurante en Sevilla la celebración de una boda es un asunto transversal, pero probablemente no hay nada más trascendente que el menú. Puede suponer el fracaso o el éxito. Si la comida falla, todos lo recordarán.

Por ello, desde nuestra condición de expertos en celebrar bodas en Sevilla vamos a contarte cuáles son algunas de las claves más determinantes en la elección del menú. ¡No pierdas detalle!

Carne o pescado

Un menú clásico se compone de cuatro platos: entrantes, primero, segundo y postre. Los entrantes siempre son bien recibidos, pues ayudan a abrir el apetito y hacen que la espera mientras se realizan las fotos sea más amena. Además, iremos conociendo a los que van a estar sentados (o de pie) cerca nuestra.

En este sentido, lo más recomendable es ofrecer soluciones para todos los gustos: pescados, carnes, vegetales, pastas, etc. Eso sí, ¡que no falte el jamón!

Y de platos principales, ¿carne o pescado? Habrá personas a las que no les guste la carne y otros a los que no les guste el pescado. Una posible solución es un primero de pescado, más suave y fácil de digerir y un segundo de carne. Así, si hay alguien a quien no le apetezca comer uno de los dos, siempre tendrá la otra opción, y también estarán que no le hacen asco a nada. Todos contentos.

Atento a todas las sensibilidades

Aunque hay que tener en cuenta una cosa y puede ser muy importante, si conocemos a nuestros invitados a la perfección, no será tanto problema, pero ¿y si no? ¿Hay algún vegetariano? ¿Y algún vegano? Hay que tener cuidado con esto, no discriminemos a nadie, ofrecer un tercer plato solo para aquellos que lo soliciten que sea una opción vegana puede ser necesario.

Y el postre, volvemos a lo mismo. Ante esta infinidad de posibilidades, la mejor solución puede ser tablas de postres, variados de dulces, frutas elaboradas… En definitiva, lo mejor es abarcar mucho y apretar poco, que haya donde elegir.

Después de esto, también hay que decir que hay bodas menos convencionales y no hay diferencia entre entrantes y platos principales. En estos casos, todo viene en pequeñas raciones de un solo bocado, aunque normalmente, esto se asocia con bodas en las que el banquete se realiza en mesas altas y de pie. Si este es tu caso, no te preocupes, ofrece un poco de todo y que cada uno elija lo que le guste.

Y un último detalle a tener en cuenta. Cuando la barra libre esté en funcionamiento, habrá muchos invitados a los que les entre hambre. No nos olvidemos de ellos, unos frutos secos, golosinas o pequeños tentempiés pueden servir. Pero si buscas sorprender, la comida rápida es una opción: patatas fritas, hamburguesas, pizzas y perritos calientes.

Celebrar bodas en Sevilla no es ningún secreto para Casa Moral. Si todavía no sabes por dónde empezar en la organización, cuenta con nosotros. ¡Te resolveremos todos los problemas!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *